1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Día del libro 2012

DÍA DEL LIBRO 2012
Viernes, 27 de Abril

BONIFACIA: El relato de una vida. (Ver fotos)

Primer Ciclo de Educación Infantil:
“Su nombre: Bonifacia”.
Descripción de la actividad: Un mensaje con cada letra del nombre Bonifacia. (Ejemplo: B – bondad).Todo ello ambientado con música de fondo.
CONTENIDO
Los niños y niñas del primer ciclo de Infantil han trabajado el nombre de BONIFACIA a través de cada una de sus letras identificándolas cada una de ellas con una cualidad de la Madre Bonifacia. Las cualidades son:

BONDADOSA
ORANTE
NOVEDOSA
INTEGRA
FIEL
ARTESANA
COMPROMETIDA
INCONDICIONAL
ACOGEDORA

Los niños con 1 año saldrán con las letras en grande colgadas de los hombros y los niños de 2 años saldrán con las palabras, se las darán a niños mayores quienes que se encargarán de pegarlas en la pared.


Segundo Ciclo de Educación Infantil:
“Canción y poesía dedicada a Bonifacia”
Descripción de la actividad: Introducción de la actividad mediante la canción: “Bonifacia en su taller” y a continuación recitar una poesía dedicada a la Madre Bonifacia.
CONTENIDO
BONIFACIA EN SU TALLER

Bonifacia en su taller
trabajó por la mujer
y por eso llegó a ser
una Santa esta mujer
Bonifacia,  Bonifacia.

Por ti queremos
hoy cantar y agradecer
todo tu amor, todo tu ser
nuestras voces se unirán a ti
para aclamar: Bonifacia…


POESÍA
La madre Bonifacia
soñaba en su taller
que todos los niños
aprendían  a leer.

La Santa Madre
siempre está  conmigo
me cuida, me protege
alumbra mi camino.


La Madre Bonifacia
rezaba y trabajaba
nosotros con su ejemplo
queremos imitarla.

Es nuestra madre querida
nuestra perla más preciada
y hoy en este cole
queremos recordarla.


Primer Ciclo de Educación Primaria:
“Nacimiento, juventud y creación de la Asociación Josefina con el Padre Butiñá”
Descripción de la actividad: Los niños del Tercer Ciclo narrarán la infancia y juventud de Bonifacia mientras los alumnos del primer ciclo escenificarán la historia con pequeños diálogos.


CONTENIDO:
EL SIGLO  XIX  EN ESPAÑA
ESCENA I   (Música instrumental)
Narrador:
Nos situamos en el Siglo XIX.
España está revuelta y dividida.
Los liberales y los conservadores se alternan  en el poder y con ellos las constituciones.
Representamos:
-    2 Soldados desfilando o en actitud guerrera, con casacas rojas
-    2 revolucionarios con banderas

A España  llega  La Revolución Industrial, que cambia el panorama económico y social. Hombres y mujeres trabajan en las fábricas en condiciones de esclavitud.
Representamos los obreros:
-     Una artesana Tejedora.
-     Un  zapatero
-     Un carpintero
-     Un obrero de una fábrica con máquinas

ESCENAII   (Música instrumental)
La primera hija de unos artesanos
Narrador:
 Salamanca se muestra como una ciudad sin perspectiva de futuro. Con algunos barrios dedicados a la artesanía tradicional y otros en ruinas,
En uno de estos barrios  comienza la vida en común de  un  joven matrimonio  formado por Juan Rodríguez y María de Castro, ambos Salmantinos que tenían una casa  pequeña entre las Catedrales, La Universidad y la Clerecía.
En  este hogar “dichoso” de dos jóvenes artesanos  y en un ambiente de trabajo, rectitud y honradez, lleno de cariño familiar y amor a Dios y al prójimo, nació Bonifacia  El  6 de junio de 1937.
 Con el paso de los años llegaron a reunir una numerosa familia
 Puesto que a Bonifacia le siguieron sus hermanas Dolores, Juana,  Isabel, Agustina y un hermanito.
El padre Juan Rodríguez es sastre y un buen cristiano, que reúne a la familia  para rezar juntos.
Representamos:
 La familia reunida en torno a una mesa y en actitud de rezar el padre empieza y todos a una realizan la señal de la cruz….
JUAN: En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo….
Narrador:
Como rasgos de su conducta evangélica tenemos los siguientes hechos: En una ocasión le pidió un pobre una capa para ir a confesar y no la volvió a ver más.
Representamos
POBRE: Yo bien iría a confesar, pero no tengo capa.
 JUAN: Toma la mía……
Narrador:
En otra ocasión una pobre mujer con dos hijas fue a pedir limosna y al verlas descalzas  sacó dos pares de zapatos de sus hijas y se los dio.
Representamos:
- SEÑORA POBRE: Tan, Tan
- JUAN: ¿Quién es?
- SEÑORA POBRE: Me da una limosna por “Amor de Dios”….
- JUAN: Si, Tenga…. …
Narrador:
No se supo nada hasta que un día de fiesta la madre  fue a buscarlos, entonces se lo contó.
La madre María de Castro es una mujer sencilla, en su papel de madre, esposa y ama de casa. Era buena, cariñosa y algo  temperamental aunque siempre estaba disponible para los demás.
 Representamos la madre haciendo labores de casa:
-    María: Limpia, cocina, cose etc.


Narrador:
Todos los hermanos excepto Bonifacia y Agustina murieron muy pronto.
Bonifacia y su  hermana acuden a la catequesis parroquial y a la escuela para niñas donde aprenden a leer y escribir y las cuatro reglas.
Bonifacia  pasa un tiempo en Ávila aprendiendo el oficio de cordonera.
Cuando muere el padre de tuberculosis el 1853, la familia pasa apuros económicos la madre trabaja como asistenta  y Bonifacia  como cordonera.
Representamos
- Maria: Acude a otra casa a limpiar
- Bonifacia: Moviendo los hilos para hacer cordones
Narrador:
En 1865 Agustina se casa con un perito agrónomo acomodado.
Representamos:
- Agustina y su marido se marchan y van diciendo  ¡adiós!... a Bonifacia y a su madre.
Bonifacia y su madre se quedan solas.
Al poco tiempo monta su propio taller en la calle Traviesa. El trabajo configura su personalidad.
Música Instrumental
ESCENA III
EL TALLER EN CASA DE BONIFACIA.
NARRADOR.- Al quedarse solas Bonifacia y su madre deciden centrar su vida en la oración y trabajo.  En la calle Traviesa y en su propio hogar establecen el primer taller: “TALLER DE CORDONERÍA, PASAMANERÍA Y DEMÁS LABORES.  Así madre e hija en este trabajo se ganan el sustento  en el silencio y esfuerzo cotidiano y cada día acuden a la Clerecía para rezar y formarse cristianamente.
Bonifacia tiene una inquietud grande en su corazón y dice a su madre:
BONIFACIA.- Podríamos abrir nuestra casa y nuestro taller para acoger y ayudar a las jóvenes que no tienen trabajo y que andan por las calles. ¿Qué te parece?.
MADRE.- Me parece muy bien. Nuestra casa es sencilla, nuestro trabajo es artesanal y lo podemos compartir con ellas. `¡ Vamos a acogerlas!.
NARRRADOR.- Así esta mujer sencilla y trabajadora hizo de su casa y taller un lugar de acogida, de encuentro. Se reunían también los días de fiesta, charlaban, se divertían y tenían ratos de oración  en donde compartían la fe y la vida.
Bonifacia y su madre reciben a las mujeres que llegan con mucho cariño y alegría:
BONIFACIA.- Me alegra mucho que vengáis.
MADRE.- Me alegra mucho veros.
MUJERES.- Que bien se está aquí con vosotras.
Mùsica Instrumental.
ESCENA IV
DOS CATALANES ATENTOS A LA REALIDAD
NARRADOR.- Por el año 1870 en medio de un ambiente político y social inestable en donde se proclama la Primera República llegan a Salamanca dos catalanes que están atentos a la realidad social que se vive ; son el Obispo Lluch y Garriga y el Jesuita Francisco Butiñá nacido en una familia industrial catalana , hombre inquieto e intelectual que está fraguando en su corazón y en sus escritos una respuesta a las necesidades de los obreros y obreras.
El Padre Butiñá se da cuenta que en Salamanca no hay fábricas como en Cataluña, pero sí hay muchos jóvenes en paro, mujeres en la calle desocupadas, abandonadas, sin futuro, sin formación…. Y piensa:
BUTIÑA.- ¡URGE ATENDERLAS!.
NARRADOR.- Butiñá, como confesor de la Clerecía conoce a Bonifacia y a su madre que participaban con frecuencia en los actos organizados en esta parroquia.
Bonifacia un día le escucha decir que el trabajo no es un castigo, sino colaboración con Dios en la creación, que hace a las personas más libres e iguales y que a través de el se puede ser santo. Eso era lo que ella también quería vivir en su taller así que elige a Butiñá como amigo y confesor. Su madre y ella invitan a Butiñá a conocer su taller que se había convertido en un lugar de acogida para las jóvenes obreras de la ciudad.
BONIFACIA.- Butiñá, te invitamos a que vengas a nuestro taller al encuentro de este domingo con las jóvenes. Te esperamos.
BUTIÑÁ.- Y ¿Dónde os juntáis?.
BONIFACIA.- En la calle Traviesa.
NARRADOR.- A partir de entonces Butiñá acude a los encuentros y bajo su asesoramiento constituyen la Asociación de la Inmaculada y de San José siendo la casa de  Bonifacia la sede. A Bonifacia la eligen como Hermana Mayor y a Butiñá como director espiritual.
En la Asociación se divertían , conversaban, oraban , se ayudaban y así en un ambiente sencillo y lleno de amor crecían humana y espiritualmente.
Además del taller para el trabajo pusieron en el recibidor un pequeño y sencillo altar dedicado a la Inmaculada y a San José.
Bonifacia iba creciendo como mujer creyente. En su proceso comienza a sentirse llamada a la Vida Religiosa y decide entrar en el Covento de las Dueñas de Salamanca y lo habla con Butiñá.
Mùsica Instrumental

Tercer Ciclo de Educación Primaria:
“Fundación de la Congregación”
Descripción de la actividad: El Tercer Ciclo narrará y escenificará la fundación de la Congregación, ambientado con música de fondo.
CONTENIDO      
                                   FUNDACIÓN DE LA CONGREGACIÓN
                                           (TERCER CICLO E.P.)
Música de intro
NARRADOR:  Francisco  Butiñá descubre la grandeza y sencillez de aquella mujer trabajadora y el grupo de chicas de la Asociación Josefina reunidas en torno a ella y siente el deseo de perpetuar aquel taller fundando una congregación religiosa. Se lo propone pues a Bonifacia, que accedió con ilusión y juntos fundaron las Siervas de San José en Salamanca el 10 de Enero  de 1874.
PADRE BUTIÑÁ: Bonifacia, llevo tiempo pensando en fundar una congregación, cuyo fin sería el recoger a las niñas huérfanas y abandonadas para que no se pierdan en el camino de la vida y así poderlas instruir en la religión y en las santas costumbres y así sirvan de ejemplo a la sociedad.
BONIFACIA: ¡Si, Padre! su propuesta me hace mucha ilusión, ¡qué gran idea! así podremos ayudar a todas esas mujeres pobres y les enseñaremos un oficio para que sean capaces de valerse por sí mismas.
PADRE BUTIÑÁ: Propondremos la idea de la fundación al Obispo D. Joaquín Llunch y Garriga seguro  que la acoge con satisfacción.
OBISPO: Recibo con entusiasmo vuestra propuesta, creo que podéis hacer mucho por la mala situación que están atravesando esas mujeres desvalidas y así ayudarlas a encontrar un camino digno con la ayuda de Dios.
PADRE BUTIÑÁ: El carisma de las Siervas de San José tiene que tener tres ejes fundamentales: la oración, la ocupación de los pobres y el taller, entendiéndolo como lugar de trabajo digno y cristiano.
NARRADOR: Las Siervas de San José nacen pues como una institución de religiosas artesanas que se dedican a la evangelización y promoción de los trabajadores pobres. Su ejemplo y modelo será el de aquella pobre morada de Nazaret donde José, María y Jesús se ganaban la vida con su trabajo.
BONIFACIA: Padre, de momento somos 6 monjas y también mi madre que me ha pedido entrar en la congregación. El taller cambiará todo, llenándolo de trabajo, fe y amor.
NARRADOR: A los tres meses de haber creado la fundación el Padre Butiña se tiene que marchar de Salamanca hacia el exilio junto con los demás jesuitas que habían sido expulsados de España.  Pasado un tiempo la Madre Bonifacia recibe una carta del Padre Butiñá desde Cataluña.
BONIFACIA:
      Querida Bonifacia:
 Te escribo desde Gerona, lugar donde me encuentro y donde he fundado una nueva casa de Siervas de San José. Me gustaría mucho que vinieras a conocerlas pues al fin y al cabo Tú  fuiste la primera fundadora de  la congregación.
                 Esperando puedas venir a visitarnos pronto recibe un cordial saludo.
                                                                                                    Francisco Butiñá.

¡Qué alegría tener noticias del Padre Butiñá!, no puedo perder tiempo voy a preparar todo y emprenderé el viaje lo antes posible para conocer a las nuevas hermanas.
NARRADOR: Y así lo hizo y acompañada de su madre, Sor Carmen, emprende el viaje hacia Gerona donde las Siervas de San José la recibieron con los brazos abiertos. No se cansaban de demostrarle su afecto y simpatía; esto, unido a las reuniones que tuvo con el Padre Butiñá, la llenó de paz.
 Pasado un mes reemprende la vuelta a Salamanca pero en su regreso pasó por Zaragoza y algo le sucedió……
BONIFACIA: Una carta, que extraño…¿de quién será? es de Salamanca, pero un momento….la firma Ana Muñoz, como superiora de la congregación….
NARRADOR: De esta forma se enteró Bonifacia que había dejado de ser superiora y que ahora lo era la Madre Ana Muñoz. Una vez en Salamanca  regresan a su casa, la “casa de Santa Teresa” donde vivían sus hermanas de congregación, que todo sea dicho, no la recibieron con mucho entusiasmo…
     Durante mucho tiempo la Madre Bonifacia sufrió algunos desprecios por parte de sus compañeras así que una idea le empezó a rondar por la cabeza……
BONIFACIA: Estoy pensando que quizás sea hora de ir a otra ciudad  e intentar fundar otra comunidad, ¡ya se, Zamora será esa ciudad! Siiii, allí  continuaré la labor del Taller de Nazaret.
NARRADOR:   Y así fue como Bonifacia junto con su Madre emprendieron el viaje hacia Zamora.

Segundo Ciclo de Educación Primaria:
“Bonifacia y su labor en el Taller de Zamora”
Descripción de la actividad:
Música instrumental

Canción recitada “Mirando a Bonifacia”.

Mirando a Bonifacia

Entre piedras y encinares    
Como rocas se levantan,
Entre gritos, los silencios
De una humilde castellana.
Una madre verdadera
Con su vida nos prepara
Entre la tierra y el cielo
Solo una pobre morada.

Y es que mirándola
Nunca estamos perdidos
Y es que siguiéndola
Andamos por buen camino (bis)

Sembrador de paz
Y de armonía,
Contra vientos y mareas
Nunca perdió su alegría.
Por su vida en el taller
Con Jesús, José y María
Y su amor hacia los pobres
Es la estrella que nos guía.

Y es que mirándola
Nunca estamos perdidos,
Y es que siguiéndola
Andamos por el buen camino (bis).


Un camino que nos lleva
Hacia la fraternidad,
Unas huellas que se hunden
En un mar de eternidad.
Una vida que nos dice
Hacia donde caminar…,
Pues siguiendo a Bonifacia
Se vive en fidelidad.

Y es que mirándola
Nunca estamos perdidos
 y es que siguiéndola
Andamos por buen camino (bis)

Esa mujer valiente
Se quiso arriesgar
A seguir a Jesucristo
En la simplicidad.
Esa mujer sencilla,
Esa mujer veraz,
Descubrió que en lo pequeño
Es donde Dios está.

Y es que mirándola
Nunca estamos perdidos
Y es que siguiéndola
Andamos por el buen camino (bis)

Intro: Canción Bonifacia en su taller…
Guiñol: “Bonifacia en el taller”
BONIFACIA EN EL TALLER DE ZAMORA

NARRADOR: En Zamora , en el colegio de desamparadas de la calle de la Reina , la madre Bonifacia y la comunidad de las siervas recogían y educaban a niñas pobres y huérfanas. Después de formarlas las ponían a servir en casas de confianza o talleres.
CARMEN: Me llamo Carmen. No tengo donde ir …
BONIFACIA: Ven pasa.
BONIFACIA: La buena educación hace la felicidad…Sécate esas lágrimas.
CARMEN: Gracias madre.
NARRADOR: Se preocupó de su formación en todos los aspectos:
Les enseñaba a leer y escribir…
BONIFACIA: Hoy vamos a leer “La luz del Menestral”
NARRADOR: A coser y lavar….
BONIFACIA: No tires ese hilo . Aprovéchalo.
Ahí hay una mancha. Frota de nuevo.
NARRADOR: Los sábados por la mañana las reunia y les daba consejos…
BONIFACIA: Dios me lo dio , Dios me lo quitó, ¡ Bendito sea Dios!
Por mucho que sufráis , mucho más sufrió Job.
Dios proveerá , confiad en Dios.
Tened fe , esperanza y caridad…
No juzguéis. Haced el bien. Sed limpias y ordenadas….
NARRADOR: y , sobre todo , se preocupó por su formación humana y religiosa.
 NARRADOR: Acompañaba a las chicas a buscar trabajo.
BONIFACIA: ¿ Necesita una chica de limpieza?
SEÑORA: Sí , pasen .
NARRADOR: Mientras Carmen trabajaba sirviendo en una casa , recordaba las palabras que la madre Bonifacia le había dicho.
CARMEN: “ Hacedlo todo bien hecho , muy limpio y bien puesto.”
NARRADOR : Con frecuencia se informaba del comportamiento de cada una de las chicas . Con ellas era exigente y cariñosa al mismo tiempo.
BONIFACIA: Debes poner más atención , un día te casarás y tendrás hijos que educar , aprende ahora como lo debes hacer… ¡No llores! , ¡ Te he hecho unas rosquillas!
CARMEN: Gracias Madre…
NARRADOR: Al cabo de un año Carmen se fue del colegio de desamparadas.
Al poco tiempo se casó y las siervas fueron a la boda.
SIERVAS : ¡ VIVAN LOS NOVIOS!! ¡ VIVA ¡!
NARRADOR: Pasados unos años , Carmen volvió al colegio con su marido y sus hijos para visitar a la madre Bonifacia y a las hermanas.
CARMEN:  Madre , esta es mi familia…
BONIFACIA: ¡¡ Carmen , que contenta estoy de volver a verte!!
NIÑA : ¡ Mi madre la ha hecho unas rosquillas!
NARRADOR : Carmen transmitió a sus hijos lo que aprendió de la madre Bonifacia:
CARMEN : ¡ Comer para vivir y no vivir para comer ¡
Sed limpios y oredenados…
Haced siempre el bien.
Si  sois buenos no os faltará la protección de Dios.
Acordaos de Dios en todo momento y cumplid siempre con vuestro deber…
NIÑOS : ¡¡ Gracias , mamá ¡!
BEBÉ : ¡¡¡ MMMM…Qué bueno ¡!

Música para finalizar


Poesía: “Quiero poner mi pie sobre tu huella” de Carmen Soto.    

Quiero poner mi pie sobre tu huella.

 
Quiero poner mi pie
sobre tu huella.


Quiero sentir tu paso
al doblar la esquina.


Quiero, en fin, Bonifacia
pisar de nuevo tu vereda.


En el taller sencillo
donde el silencio habla
las manos acarician
y las miradas sueñan.

En el sendero oculto
donde nace la vida,
la lucha se hace justicia
y el futuro se encarna.

En la subida oscura
donde la ausencia se siente,
los colores se hacen negro
y las respuestas se callan.

Quiero poner mi pie junto al tuyo,
descalzo y húmedo
de lluvia y arena,
entre la tormenta y la calma.

Y seguir a tu lado la huella
que Jesús dejó grabada
en las playas de esta tierra.

Tercer Ciclo de Educación Primaria:
“Muerte de Bonifacia”
“Unión de Zamora y Salamanca”
“Beatificación”
“Canonización”
Descripción de la actividad: Narración y escenificación de estos eventos ambientados con música de fondo.
MUERTE DE BONIFACIA EN ZAMORA
NARRADOR 1: Como ya nos han contado nuestros compañeros de 3º y 4º, el Taller de Zamora y el colegio de Desamparadas, salió adelante en medio de muchas dificultades y  funcionaba bien. Bonifacia, siempre fiel al Carisma, pudo,  por fin,  ver realizada su obra.

BONIFACIA: ¡Qué alegría! ¡Nuestro sueño se hace realidad!
¡Dios está delante de mí y yo delante de Él, me está viendo, me está animando! ¡Si nunca se apartase de nosotras esa idea…!
La pena es que todavía la comunidad de Zamora no ha sido reconocida, como lo ha sido la de Salamanca. Seguramente cuando muera se realizará la unión. ¡Rezo para que así sea!

NARRADOR 2: El paso de los años, las necesidades y los malos ratos pasados hacen que la salud de Bonifacia empiece a resentirse. Sus compañeras, Siervas de San José, se preocupan.

SOCORRO: Está perdiendo fuerzas día a día. Cada vez se la ve más cansada y desmejorada.

CECILIA: Y, a pesar de ello, sigue trabajando como antes. ¡Y con qué alegría y entereza lleva sus achaques!

NARRADOR 1: La M. Bonifacia fue empeorando, cada vez se sentía más débil, hasta que finalmente el día 8 de agosto de 1905 muere en Zamora, aquí, en esta casa , a los 68 años de edad y 31 de profesión religiosa.
Muere confiando en Dios, que nunca le había fallado y rodeada del cariño de sus hermanas de comunidad, que la acompañaron hasta el último momento.

NARRADOR 2: ¿Y sabéis cuál fue el último mensaje que dio a sus queridas Siervas? Nadie mejor que Socorro, que estaba allí,  para contárnoslo.

SOCORRO: Sí, era admirable, fue un ejemplo para todas nosotras; murió como había vivido; su bondad, su ternura y su serenidad nos conmovía. No se había preocupado más que en agradar a Dios en todas las cosas y de ahí brotaba su entrega a los demás.
Y antes de morir nos dijo: “Sed buenas y que se cumpla la voluntad de Dios”.

NARRADOR 1: La muerte de Bonifacia fue muy sentida en Zamora, ya que aquí la querían mucho y apreciaban la labor que las Siervas de San José realizaban.
A su entierro asistieron muchos zamoranos y zamoranas que deseaban expresarle su cariño, admiración y respeto.

NARRADOR 2:
Todos sentían que hubiera muerto una persona tan buena y caritativa. Ya entonces decían: ¡Era una santa!
¿¿¿Predecían el futuro???
Bonifacia fue enterrada en Zamora, aunque años después sus restos fueron trasladados a Salamanca.

(MÚSICA)


UNIÓN DE ZAMORA Y SALAMANCA


NARRADOR 1: No sé si sabéis que Bonifacia murió sin que la casa de Zamora hubiese sido reconocida por la Congregación. Ya nos contaron antes que había habido dificultades  entre las hermanas de Salamanca y las de Zamora. Sin embargo, Bonifacia murió con la confianza y la seguridad de que la unión se realizaría después de su muerte.

NARRADOR 2: Y así fue. ¡De nuevo otro sueño hecho realidad!
Año y medio después de su muerte, exactamente el 23 de enero de 1907, la comunidad de Zamora se unía a la casa de Salamanca y al resto de la Congregación.

NARRADOR 1: ¡Bonifacia en el cielo se sentiría feliz!
“Si el grano de trigo no muere, no da fruto” ¿Quién dijo esto…?

NARRADOR 2: Pero todavía tuvieron que pasar muchos años para que tanto ella como el Padre Butiñá fueran reconocidos como fundadores de la Congregación de las Siervas de San José.
Escuchad, el 3 de febrero de 1936 se descubre la caja en la que se guardaban los documentos que acreditaban como fundadores de las Siervas de San José al Padre Butiñá y a la Madre Bonifacia.
¡Un descubrimiento de gran importancia!

NARRADOR 1: Una vez más podemos decir ¡por fin!  ¿Otro sueño hecho realidad?

CECILIA: Pues sí, para nosotras, las que habíamos vivido con ella en Zamora, fue otro sueño hecho realidad. ¿A que sí, Rosario?
 
ROSARIO: Sí, claro que sí. Era nuestro mayor deseo. Por fin, se iba a conocer quién era Bonifacia. ¡Qué alegría nos daba saber que en toda la Congregación se hablaba de ella, de su forma de ser, de comportarse!
¡Todas queríamos imitarla!

(MÚSICA)
BEATIFICACIÓN Y CANONIZACIÓN


NARRADOR 1: Pero la historia no termina aquí. ¡Estas historias nunca terminan…!
Con el paso de los años se fueron fundando comunidades de Siervas de San José por todo el mundo, ¡en los cinco continentes…!

NARRADOR 2: Y con respecto a Bonifacia… ¿recordáis lo que decía la gente de Zamora cuando murió? ¿lo recordáis? ¿quién lo recuerda?
¡Que era una santa!

NARRADOR 1: Pues mirad, Bonifacia empezó a ser reconocida por la Iglesia en el año 2003, cuando fue beatificada por el Papa Juan Pablo II, en Roma. Decían que gracias a ella, un señor de Barcelona que estaba muy enfermo, se curó.

NARRADOR 2: Y lo mismo pasó con otro señor del Congo, en África. También se puso bien gracias a su intercesión. Este milagro hizo posible que hace poquito, el 23 de octubre de 2011, el Papa Benedicto XVI la canonizara, ¿sabéis qué significa eso?, que la nombró SANTA  en la Plaza de San Pedro, en Roma, reconociéndola como testigo de fe para la Iglesia y para el mundo.

NARRADOR 1: ¡Algunas de las que están aquí fueron testigos de esto, porque estuvieron allí! Bueno, nosotros también estuvimos, de otra manera, pero estuvimos. (SACAN EL CARTEL).
Y muchos vimos la celebración por la tele.

NARRADOR 2: La Misión de Bonifacia no ha acabado. Por eso os decía ……………… que estas historias no acaban nunca. Bonifacia sigue velando hoy por la dignidad de tantos niños y niñas, hombres y mujeres trabajadoras que necesitan sentirse reconocidos, valorados y queridos.

NARRADOR 1: ¿Y sabéis como lo hace? ¿Por qué no se lo preguntamos a ella y al Padre Butiñá?

BONIFACIA: A través de todos vosotros y vosotras y de todos aquellos, que conociendo nuestra vida, quieran seguir nuestras huellas. ¿Verdad?

BUTIÑÁ: Sí, claro. Es cuestión de que todos pongamos nuestro granito de arena para que el mundo sea mejor. ¡Sabiendo además que tenemos a Dios de nuestra parte!


(CANCIÓN: “Quiero poner en tus huellas…”)
(Círculo entrelazando las manos: Bonifacia, Butiñá, religiosas, niñas, mujeres,…)

POESÍA: BONIFACIA

Un 6 de Junio   tú naciste
para en un futuro
consolar al triste.
Te llamabas Bonifacia
nombre lleno de gracia.
Ya desde pequeña sentiste
que algo en tu interior
te removía el corazón.
Quisiste entregarte a Dios
y con ayuda de Butiñá
te consagraste al Señor.
Pasaste tiempos difíciles
de rechazo y sufrimiento
y tus propias compañeras
te humillaron un ciento,
pero tu callabas y esperabas
ya que en Dios confiabas
y a Zamora te envió
                                          donde creaste otra fundación.
Tus manos siempre dispuestas
ayudar al afligido,
el Trabajo, Fe y Amor,
fue tu lema ¡Si Señor!.
Pero tu corazón guardaba
una pena en el silencio
añorabas esa unión
entre la congregación
que al final se cumplió.
Tu trabajo fue admirado
y a los altares te subió
y en Santa te convirtió.
El taller de Nazaret
continúa su labor
teniendo como ejemplo
tu amor y dedicación.

Toda la  Educación Primaria:
Canción “ Bonifacia´s  Gift”
We’re gathered here together
To praise and thank the Lord
For the gift of Bonifacia
To the working world
Shie is a shining star in the night
A true companion, friend and guide
Of women and workers
Searching for their life.
REFRAIN
Let us rejoice with Bonifacia
For the life that she offered
Is set aglow by fire of God’s love
Proclaiming Jesus is forever
A light to the workers
With Joseph and Mary by her side

Bonifacia you showed us the way
How to sanctify the work of each day
Putting our hearts and minds together
The best we an offer
Uniting it with prayer
Being just and fair
Serving one another in love


Rincón Literario
Los alumnos de todos los cursos dedicarán poesías a Bonifacia, cuentos cortos, trabalenguas y cómics. Se expondrán todos en el rincón literario.

Decoraciones
Decoraremos el salón de juegos con motivos dedicados al día del libro y como tema principal la Madre Bonifacia.